Empresas mexicanas se preparan para la facturación 4.0

La nueva modalidad de facturación, denominada 4.0 e impuesta por el SAT, está a pocos días de ser una obligación. Y esto corre para todo el país, por lo tanto aquellas pequeñas y medianas empresas que no se encuentran bien informadas aún están a tiempo de hacerlo.

Y esa nueva versión también trae consigo nuevos requisitos a cumplir en el llenado de los datos, donde destacan:

  • RFC.
  • Nombre completo.
  • Régimen fiscal.
  • Código postal del domicilio fiscal.
  • Uso de CFDI de la factura.

Es importante tener claros estos requisitos, porque solo de esta forma la factura podrá ser timbrada. De lo contrario lo que se observará en el proceso de elaboración es un mensaje de error.

Una gran cantidad de empresas ya se están preparando, porque durante este 2022 se ha comenzado a implementar la factura 4.0, solo que sin ser un proceso obligado. Por eso que empresas mexicanas ya se encuentran en un periodo de prueba de facturación, lo que hace que existan, aunque pocas con timbrado de versión 4.0.

Constancia fiscal para poder implementar facturación 4.0

Todo nuevo proceso implica algunas modificaciones, las cuales quedan en evidencia con este nuevo método de facturación con la solicitud de constancia fiscal de los clientes. Por lo tanto, para que una factura sea verificada es fundamental tener tal constancia.

Ahora, esta constancia no solo tendrá que ser solicitada a los clientes, los empleados también tendrán que proporcionarla, capturando correctamente el nombre, RFC y código postal.

Y es que la constancia de situación fiscal sirve para:

  • Dar formalidad a los usos legales y comerciales de una empresa.
  • Verificar la identidad y corroborar el RFC tanto de los clientes como de los empleados.
  • Conocer el régimen fiscal al que pertenecen los contribuyentes.
  • Conocer la actividad económica y el tiempo que se lleva contribuyendo.
  • Estar al día con las obligaciones fiscales.
  • Ser un medio de identidad ante autoridades de gobierno.

Teniendo claro que existen páginas en internet para obtener el RFC y CURP, validar la razón social y el nombre de los clientes con las listas del SAT según la constancia fiscal, pero lo que viene a ser una excelente noticia para las Pymes, es que todo el proceso de facturación puede ser agilizado y ejecutado desde plataformas que prestan este servicio de facturación electrónica en México.

En cuanto a la existencia de dificultad de poder facturar a una persona en particular, esta tiene que levantar una aclaración de su razón social que aparece en la constancia fiscal para que el SAT actualice sus listas de validación.

Enfatizando en que todas las empresas para 2023 se encuentren aplicando la facturación 4.0 de forma obligatoria, pudiendo apoyarse de la facturación en la nube, la cual facilita todos los procesos, además de ser muy sencilla de usar y ser accesible las 24 horas del día y desde cualquier lugar, pudiendo además reducir los costos para los negocios en México.

Comparte esta nota en tus redes sociales