Leyendas del Motociclismo: Carlo Ubbiali, campeón entre campeones

unnamed(3)
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on reddit
Share on email
Share on print

Podemos hablar de tantos exponentes del motociclismo de velocidad que han dedicado su vida a recorrer las pistas y derrochar adrenalina en cada carrera, pero son pocos los que han destacado con una trayectoria impecable como la del italiano Carlo Ubbiali, uno de los pilotos más laureados de la historia, considerado entre los tres grandes motociclistas italianos junto con Giacomo Agostini y Valentino Rossi.

Su marca es difícil de igualar al haber alcanzado nueve títulos mundiales y ser ocho veces campeón italiano. Lo que le llevó a ser nombrado en su país como el Campionissimo, es decir, campeón entre campeones. Con 68 podios, posee el récord con más títulos en el motociclismo deportivo.

Una pasión familiar

Carlo Ubbiali nació el 22 de septiembre de 1929 en la ciudad de Bérgamo en Lombardía, una de las regiones más prósperas y pobladas de Italia. Tuvo una relación muy cercana con las motos durante su infancia y adolescencia pues su padre era distribuidor de MV Agusta y tenía un taller en el que Carlo trabajó y pudo conocer bien sus motores.  

Inició desde muy joven su carrera como piloto, antes de cumplir los 18 años ya participaba en competencias locales de motociclismo en una Mondial, acompañado de sus hermanos Franco y Maurizio, quienes también eran apasionados de la motocicleta.

Primeras competencias

Ubbiali debutó profesionalmente en las grandes ligas en 1949 durante la primera edición del Campeonato del Mundo de la Velocidad en el Grand Prix de Suiza en la categoría 125cc; sin embargo, su camino en las pistas había iniciado años atrás cuando ganó su primera carrera, en la Copa de Bérgamo en 1946.

Para 1950 logró su primer éxito al derrotar al triple campeón Bruno Rufo en Irlanda, lo que lo fortaleció para la siguiente temporada, cuando logró conquistar su primer campeonato mundial con Mondial, en 1951.

Cosecha de triunfos

Tras salir victorioso en 1951, el “chino”, apodo con el que se le conocía, perdió su título contra Standford en 1952. Después de esta derrota dejó a Mondial y firmó contrato con MV Agusta, marca con la que alcanzó el estrellato durante el resto de su carrera.

En la temporada de 1953 se subió al podio en tercer lugar en una carrera que estaba cada vez más competida, con 22 de los mejores pilotos y el dominio de la marca alemana NSU y su equipo, que se extendió hasta 1954.

Era bien sabido que Carlo Ubbiali solía estudiar a sus oponentes y descubrir sus debilidades, lo cual lo llevó a conseguir un excelente nivel y en 1955 a coronarse nuevamente como el mejor del mundo. Los años siguientes no fue diferente, pues ganó cuatro campeonatos más en 125cc (1956,1958,1959,1960) para sumar seis en total. También incursionó en carreras de 250cc, en las que se coronó como el mejor en tres ocasiones (1956,1959 y 1960).

Su última carrera

En 1960, cuando Ubbiali tenía 30 años y estando aún en la cúspide de su carrera, decidió bajarse de la motocicleta y se retiró profesionalmente. Lo hizo como un grande al obtener por tercera vez la doble corona en el Grand Prix celebrado en Monza, Italia. Durante los 12 años que duró su carrera forjó una trayectoria invicta y dominó las categorías de 125cc y 250cc.

Aún hoy a 60 años desde su retiro, es uno de los mejores con 74 carreras disputadas, 39 de ellas oficiales, 68 podios y tres dobletes en 1956, 1959 y 1960. Solo superado por Giacomo Agostini y Ángel Nieto, e igualado por Valentino Rossi y Mike Hailwood. Ubbiali ingresó al Salón de la Fama en 2001 como uno de los mejores 31 pilotos por Moto GP.

Todos podemos ser grandes leyendas, sólo necesitamos pasión por los motores, síguenos en nuestras redes sociales, porque juntos Sabemos de Motos.

Visita nuestra página www.sabemosdemotos.com

Comparte esta nota en tus redes sociales

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on reddit
Share on email